Mi opinión sobre Reusdigital

La fiesta al lado del fuego puede ser peligrosa

Nuestro modelo de fiesta popular es muy característico y genuino. No quiero decir que seamos únicos y diferentes, pues en todo el mediterráneo el impacto espontáneo de nuestra fiesta se ha vivido con mucha intensidad. En toda Catalunya, tenemos muestras magníficas de las costumbres i la stradiciones más variadas. En el viejo principado, en el país Valenciano, en la Catalunya Norte, en Andorra y Islas Baleares. Fiestas y más fiestas por todos los sitios. Una insignia nacional que nos enriquece y nos identifica. Un emblema extraordinario de nuestra manera de ser y pensar.

Toda esta amalgama de fiestas, vividas en nuestras correspondientes fiestas mayores , los patronatos y otras prácticas públicas diversas, son mantenidas y repetidas, generación tras generación. Algunas recuperadas desde el olvido y otras creadas de forma espontánea a partir de las influencias del entorno. Han sido siempre una fuente de inspiración para la nostalgia y el retorno a la niñez. En la actualidad representan una magnífica oportunidad par aintegrar en nuestra personalidad, a las personas que vienen de otros paises, y que se atreven con gallardía a probar una nueva forma de ocio festivo.

Los que habéis vivido desde dentro y desde fuera, la vitalidad absoluta de la fiesta, ya sabéis de qué os hablo. Por poco fiesteros que os consideréis, seguro que en un momento u otro os habéis visto eclipsados por la magia de estas tradiciones. Muchos participáis de este rico patrimonio con vuestra implicación decidida o puede ser solo como espectadores voluntarios. La tipología abierta de nuestra fiesta es esencialmente colectiva y fomenta la participación.

Los espontáneos y vistosos bailes d elos “gegants”, “els nanos”, “les áligues” y otras piezas de nuestra granja….El encanto de los “focs dels diables” con chispas pirotécnicas por docquier. Pilares de “castellers” por las plazas y calles que nos dejan boquiabiertos hacia el cielo con admiración y miedo. Nunca se sabe lo que te puedes encontrar, bailes y música de todo tipo por tu alrededor. Bestias de fuego, humo y truenos de todos los colores. Trabucos inmensos, bailes de gitanas, fiesta y más fiesta…la calle es nuestra y nosotros hacemos fiesta. Que maravilla!!!

Quieren quitarnos la fiesta

Ahora tenemos encima de la mesa la nueva normativa europea que pretende regular ciertos aspectos pirotécnicosque afectan a nuestra fiesta. Ya se ha hablado mucho de la directiva 2007/23/CE y seguramente todos estáis al corriente. Desde Europa se ve muy diferente y no conocen ni un ápice de nuestras costumbres. En tiempos de moratoria y antes de que pase un año, los legisladores del estado tienen que crear un marco legal perfecto para que dejen vivir en paz nuestras tradiciones desiempre. Ponen en peligro todos los actos con la utilización de material pirotécnico como por ejemplo los “correfocs”. Puede peligrar hasta “La Patum” patrimonio cultural de la Unesco. Pero quiero pensar que al final todo tendrá un final feliz. Las agrupaciones y federaciones que defienden los intereses de nuestras fiestas se están moviendo con diligencia  y han tenido el acierto de hacer pública la preocupación generada por esta nueva directiva.

Seamos valientes defendiendo lo que es nuestro. Los políticos seguro que sabrán estar a la altura y marcaran el espacio perfecto para tener las fiestas en paz.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *