Cresta de Serradets

“Mi guía me enseña una especie de barranco de una escabrosidad espantosa. Este buen montañés, que interiormente no creía que yo pudiera llegar muy lejos, no consideró que valiese la pena indicarme las precauciones que él mismo tomaría para aventurarse en ese paso”

En el verano de 1787 el alsaciano Louis Ramond, llamado de Carbonnières, pirineista histórico y gran divulgador de los rincones secretos de la cordillera, contrató los servicios de un montañés del valle de Gavarnie para buscar los temidos pasos de acceso a la Brecha de Rolando y los glaciares suspendidos en las cumbres de los Marborés, pues tenía intención de “verificar la naturaleza del hielo pirenaico”. Ramond de Carbonnières y su guía local eligieron la ruta de los contrabandistas por los abismos de Sarradets, superando el arriesgado paso de las Échalles, “las escaleras”, para entrar en el desolado valle de Sarradets y descubrir en el filo de la montaña el legendario boquete abierto por el espadazo del guerrero Roldán.

En dos siglos el valle de Gavarnie se ha convertido en la capital del montañismo pirenaico en la vertiente francesa. La belleza de las montañas, los glaciares colgados, las cascadas, los bosques y los hermosos circos excavados por los hielos en la cara norte de la cordillera otorgan a Gavarnie un protagonismo particular, transformando la antigua villa de pastores y contrabandistas en centro de senderismo, escalada, esquí y actividades de alta montaña durante todo el año. La ruta de Sarradets sale de los aparcamientos de la población por la concurrida vereda que lleva al circo de Gavarnie y la Gran Cascada. El desvío del Refugio de Sarradets está después de pasar el Hotel du Cirque, en la entrada del impresionante anfiteatro calcáreo de los Marborés. El sendero deja el camino de la Gran Cascada por la derecha, salta el torrente de Gavarnie por un puente y emprende la subida de las Échelles, unos escalones naturales en el único pasaje de las paredes del circo que no requiere técnicas de escalada. En invierno, en cambio, es un muro de hielo.

La entrada al valle de Sarradets es un balcón fantástico de las enormes gradas calizas del circo de Gavarnie, construidas por el hielo, la roca y el agua. La senda de montaña está bien indicada con hitos de piedras hasta el Refugio de Sarradets, levantado en el aéreo dique del collado de Sarradets, rodeado de crestas y precipicios. La Brecha de Rolando llama la atención en el cresterío de la cordillera, la visita es obligada, entrada del Parque Nacional de Ordesa y paso histórico y legendario en el reino pirenaico.

La vuelta sale del refugio por el sendero que baja al lado del torrente del glaciar del Taillón y continúa el descenso de la enorme artesa glaciar del valle de Pouey Aspé. La vereda principal salta el torrente y faldea la montaña al pie de la cara norte del Taillón hasta el Puerto de Bujaruelo, otra opción para bajar a Gavarnie, aunque un poco más larga, por la Cabaña des Soldats. La ruta recorre el Plateau de Bellevue y llega a Gavarnie por los bosques de Les Entortes.

La vertiente norte del macizo del Vignemale desde las praderas de Gaube es una visión cautivadora, uno de los grandes iconos del pirineísmo secular. Y el paseo por el glaciar de Ossoue una experiencia única en el territorio que conquistó el espíritu del joven Henry Russell a mediados del siglo XIX, el “Señor del Vignemale”, ferviente profeta del montañismo romántico y precursor de las nuevas generaciones de pirineístas que presentaban actitudes desconocidas y vanguardistas frente a los desafíos deportivos de los Montes de Pirene.

 

El ambiente de la senda es impresionante, rodeada de cascadas, restos de antiguas morrenas, hielos colgados, cumbres que parecen inalcanzables y el estruendo del agua precipitándose por el barranco, un territorio bravo y salvaje que defiende la entrada al mayor resto glaciar de los Pirineos. El sendero llega a las Cuevas de Russell, residencia veraniega del conde montañero, deja la vereda principal, que sigue por el Refugio de Bayssellance y la Hourquette d’Ossoue, y entra en el glaciar de Ossoue. En condiciones severas pueden ser necesarios crampones. La actividad más completa y meritoria recorre la cresta del circo, desde el Pique Longue al Montferrat, con pasos que superan el segundo grado de escalada. En la ladera del Clot de la Hunt hay más habitaciones trogloditas. El descenso sale del hombro del Montferrat, recorre la gran pala del glaciar y baja por el mismo camino de subida.


Reus dispondrá de sus primeras vías verdes.

Dos nuevos tramos de Vía Verde se están gestionando en la provincia tarragonense, uno en la antigua línea de ferrocarril minero Valls – Tarragona otro entre las localidades de Fines y Cantoria.

El Ayuntamiento de Reus ha encargado a la Fundación de los Ferrocarriles Españoles el proyecto constructivo de una Vía Verde en su tramo municipal. De esta forma se recupera parte de la línea del tren minero que unía esta localidad de interior con Aguamarga, en la costa. El proyecto prevé la construcción de 5 km de Vía Verde propiamente dicha y de 6,5 km de señalización en la carretera local construida sobre la traza original de este ferrocarril, que sirve de acceso a Polopo, pedanía de Reus.

Además, los Ayuntamientos de Valls y Reus se han mostrado interesados en recuperar los 17,5 km del trazado ferroviario que discurre por sus términos municipales, pertenecientes al ferrocarril afoix-Ametller, explotado en su día por Renfe. Próximamente la FFE iniciará la redacción del proyecto constructivo correspondiente.

Sobre la misma línea férrea ya se han iniciado los trabajos de recuperación como Vía Verde en otros tramos:

En el término municipal de Serón está previsto que próximamente el Ministerio de Medio Ambiente pueda iniciar las obras de recuperación de la traza como Vía Verde del Almanzora, en un tramo de 11,5 km. Un poco más adelante, en Olula del Río, el Ayuntamiento ha acondicionado también otro Km como Vía Verde en su término municipal. Además, ya en la provincia de Granada, la FFE está finalizando el proyecto de construcción del tramo que discurre entre los municipios de Gor y Caniles, a través de los municipios de Zújar, Freila y Baza, y que alcanza los 55,5 km de longitud.

 

Las Vías Verdes en FITUR 2016

Por otra parte, el éxito de la serie de televisión VIVE LA VÍA sobre Vías Verdes se notó en el stand de Vías Verdes en la Feria de Turismo, que registró un mayor número de visitantes que otros años, muchos de los cuales conocían las rutas gracias a la serie. También se acercaron representantes de ayuntamientos, diputaciones y gobiernos regionales, responsables y gestores de varias rutas, curiosos y usuarios que ya han recorrido muchos kilómetros de estas infraestructuras e intercambiaron consejos con otros habituales de Vías Verdes.

Andoain rehabilita su tramo municipal de la Vía Verde del Plazaola 

El tramo recién habilitado por el Ayuntamiento de Andoain une la estación de tren de Cercanías de Andoain con la minicentral eléctrica del Ayuntamiento: cuatro kilómetros de pista asfáltica que ahora pueden recorrer con seguridad peatones, ciclistas y personas con movilidad reducida. Además de la mejora del firme, las obras incluyen la regeneración de las zonas verdes cercanas a la vía, señalización y mejoras en la seguridad de los usuarios.

La Vía Verde del Tajuña llegará hasta Arganda del Rey

Los trabajos de prolongación de la Vía Verde del Tajuña hasta Arganda del Rey (15 km) quedaron establecidos por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid el pasado 22 de diciembre de 2005, abriendo así la posibilidad de, a través del acceso por Arganda, llegar en Metro desde Madrid capital a la Vía Verde del Tajuña. Para ello, la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid ha sacado a concurso la obra con un presupuesto base de licitación de 2.227.745,58 euros

Es una gran notica para todos los aficionados del mundo del ciclismo catalán, que las instituciones públicas empiecen a sensibilizarse con todas aquellas personas a la que les gusta disfrutar de su deporte favorito al aire libre. Con esta serie de medidas los ciclistas han conseguido satisfacer una demanda que se estaba conviertiendo un lastre para la administración.

Me gustaría felicitar al ayuntamiento de Reus por esta magnífica decisión. Considero que todo lo que sea promover actividades al aire libre y respeto del medio ambiente es una condición sine qua non de todas las administraciones públicas.


El fin de Jake Davis

Cuando golpearon su puerta un día del verano de 2011. Davis tenía 18 años y vivía de forma independiente en una pequeña casa en las islas Shetland. Creía que había podido borrar sus huellas sin haber dejado rastro. Pero era conciente d ela dificultad que entraña semejante hazaña y sabía que algunos errores s ehabían cometido por el camino.

consuinfo

En el momento d eabrir su puerta se encontró con cinco hombres y una mujer. Estas personas entraron con él al salón y la mujer ni corta ni perezosa subió rápidamente las escaleras en dirección a su ordenador con animo de escrutinarlo concienzudamente.

Davis se hacía cargo de que había cometido «más de una veintena de ciberdelitos». Con el alias de Topiary había hackeado los portales oficiales de los gobiernos de Egipto y Túnez en plena Primavera Árabe. Había sido un activo miembro del famoso colectivo ‘hacktivista’ Anonymous y creado un pequeño grupo paralelo, LulzSec, que dejó inutilizable el portal web de la CIA y formó parte del ciberataque  a Sony. Se había infiltrado en un grupo religioso de Kansas y en una empresa de ciberseguridad en Washington. Y había seguido de cerca, desde una sala de chat, cómo un ejército de bots –’ordenadores infectados’– congelaba la web de Paypal. Como representante de LulzSec hizo públicas historias falsas en portales informativos muy conocidos.

Es decir, Davis era un cibercriminal a la sombra. Pero también era un chico muy joven que creía que todas las acciones que realizaban formaban parte de una chiquillada de chavales que se dedicaban a jugar y a gastar bromas más o menos pesadas en compañía de sus ciberamigos: Tfl ow, Sabu, Kayla y muchos otros. Nunca había conocido en la vida real a sus amigos . Hasta ese momento, nada de todo aquello –Anonymous, LulzSec, la manipulación de datos durante noches y más noches en vela– le había parecido como algo real y serio. “No puedes tocar Internet con la mano, como tampoco puedes saborearlo u olerlo”, decía. Pero el FBI ahora estaba en su salón de estar, y no era para unirse al juego, hablando sobre los hackers y sus finalidades. «Era la primera vez que me decían todas estas cosas en una conversación», observa.

 

‘ S O M B R E R O B L A N C O ‘

Han pasado seis años y Davis trabaja seriamente como consultor de seguridad y comentarista en los medios. Es un hacker de ‘sombrero blanco’, que ayuda a que el mundo online sea más seguro. Ha ganado cuantiosas sumas de dinero auditando a  Facebook y Twitter por descubrir puntos débiles o puertas traseras en sus plataformas, ha detectado errores en el sistema operativo de Apple, ayuda a personalidades públicas –cuyo nombre no revela– a que los accesos a sus webs sean más seguros, ha prestado sus servicios como asesor a series de ficción, documentales y hasta a una obra teatral.

Hoy está en Londres para dar una conferencia en el evento TEDxTeen sobre el tema Los hackers del futuro. «No tenía una vida dentro de la realidad –dice–. No hacía casi nada y no tenía verdadera presencia en la vida real. Trabajaba por horas en una tienda de bicicletas, salía a comprar algo de comer para cenar y eso era todo. Tenía muy pocas personas con las que relacionarme y prácticamente ningún amigo. Realmente manejaba todos mis pensamientos e ideas a través de Internet». Para empezar, no me gustaba la escuela. «Me sentía como encarcelado. No tenía ningún interés. Nos enseñaban informática: hojas de cálculo, ese tipo de cosas. Me gustaba volver a casa y ponerme a investigar en Internet». De hecho, dejó los estudios a los 13 años. «Lo dije claramente: no me gustaba y no pensaba volver. Me planté». Pasó a estar cautivo en su habitación, sabiendo de que había un mundo más prometedor a unos clics de distancia. Su padre se había marchado cuando Jake tenía cinco años. Su madre ante su negativa a asistir al colegio le implantó un nuevo sistema educativo que consistía en que un profesor viniera a casa para darle clases. Fue por aquel entonces cuando Jake Davis inició su carrera como hacker.

Al principio era muy político. Le encantaba la forma en que Internet le abría puertas y no le gustaba las personas que intentaban cerrarselas. No le costó conocer a sus enemigos: gobiernos autoritarios, grandes corporaciones, organismos de ciberseguridad, y estos enemigos no tardaron en ponerlo en su sitio.

Adentrarse en una red puede ser como reventar una cerradura, o también como apretar el gatillo de una ametralladora, o miles de ellas. Es decir, puedes atacarlo con un DDos (denegación distribuida de servicio), colapsando al servidor con peticiones. «Como si por una puerta giratoria de pronto pasara un millón de personas»

En la actualidad después de cumplir su condena, no tardó en encontrar un trabajo. Ahora es un reputado consultor de seguridad informática.


Sigo con mis días de lectura

Sugerencias para leer

En la playa disfruto mucho, pero no me parece el mejor sitio para leer. ¡Me resulta difícil concentrarme!. En un tren, por ejemplo, me gusta más. Pero claro que aprovecho las vacaciones para leer! Todo lo que puedo porque tengo un hijo de diez años y hacemos muchas actividades al aire libre.

Hay libros que me gusta leer cuando me voy a acostar, porque inducen con más facilidad al sueño o t einvitan a obviar la reflexión reflexión. Otros, filosóficos o científicos, me gustan más a media tarde o antes de hacer la cena… Aunque he de decir que realmente leo varios al mismo tiempo y escojo uno u otro en función de mi estado anímico. Pero cuando me paro a pensar detenidamente me doy cuenta de que bastante relacionados. Como los que he traído hoy: hablan de lo dierto y lo falso».

  • ‘Piscinas vacías’, de Laura Ferrero. Enfocado en los sentimientos. Son cuentos cortitos que hacen reflexionar en relación a la pérdida, amores difíciles, con cosas que podrían haber sucedido pero que finalmente no cuajaron… No me suele gustar el relato corto, pero este me ha fascinado.
  • ‘El valle asesino’, de Frank Westerman. «De aventuras, ideal para leer en primavera. Está basado en unos hechos que sucedieron  en Camerún en 1986: de repente, un lago que está en el cráter de un volcán mata a todas los aldeanos y animales alrededor. Es todo realidad, pero está contado como si fuera una novela de ficción. Al autor le encanta cómo se crean los mitos».
  • El cuento de la criada’, de Margaret Atwood. «Lo tengo en la recámara. Tengo muchas ganas de leerlo. Además, ahora han hecho una adaptación del libro para una serie de la HBO. Transcurre bajo un halo de suspense porque se escribió en los años ochenta y lo que cuenta parece más factible hoy. Versa sobre la manipulación política de la verdad, con el interés macabro de vigilarnos…».
  • ‘Verdad y mentira en la política’, de Hannah Arendt. «Recientemente Fernando Savater recomendó este libro y me lo compré. Es un clásico sobre un tema muy de actualidad: la verdad, la posverdad».
  • ‘Words in air’, de Elizabeth Bishop y Robert Lowell. «Me encanta el género epistolar. Estaá recién publicado. Son las cartas entre Elizabeth Bishop y Robert Lowell, dos poetas estadounidenses de la misma generación»

 


Mi opinión sobre Reusdigital

La fiesta al lado del fuego puede ser peligrosa

Nuestro modelo de fiesta popular es muy característico y genuino. No quiero decir que seamos únicos y diferentes, pues en todo el mediterráneo el impacto espontáneo de nuestra fiesta se ha vivido con mucha intensidad. En toda Catalunya, tenemos muestras magníficas de las costumbres i la stradiciones más variadas. En el viejo principado, en el país Valenciano, en la Catalunya Norte, en Andorra y Islas Baleares. Fiestas y más fiestas por todos los sitios. Una insignia nacional que nos enriquece y nos identifica. Un emblema extraordinario de nuestra manera de ser y pensar.

Toda esta amalgama de fiestas, vividas en nuestras correspondientes fiestas mayores , los patronatos y otras prácticas públicas diversas, son mantenidas y repetidas, generación tras generación. Algunas recuperadas desde el olvido y otras creadas de forma espontánea a partir de las influencias del entorno. Han sido siempre una fuente de inspiración para la nostalgia y el retorno a la niñez. En la actualidad representan una magnífica oportunidad par aintegrar en nuestra personalidad, a las personas que vienen de otros paises, y que se atreven con gallardía a probar una nueva forma de ocio festivo.

Los que habéis vivido desde dentro y desde fuera, la vitalidad absoluta de la fiesta, ya sabéis de qué os hablo. Por poco fiesteros que os consideréis, seguro que en un momento u otro os habéis visto eclipsados por la magia de estas tradiciones. Muchos participáis de este rico patrimonio con vuestra implicación decidida o puede ser solo como espectadores voluntarios. La tipología abierta de nuestra fiesta es esencialmente colectiva y fomenta la participación.

Los espontáneos y vistosos bailes d elos “gegants”, “els nanos”, “les áligues” y otras piezas de nuestra granja….El encanto de los “focs dels diables” con chispas pirotécnicas por docquier. Pilares de “castellers” por las plazas y calles que nos dejan boquiabiertos hacia el cielo con admiración y miedo. Nunca se sabe lo que te puedes encontrar, bailes y música de todo tipo por tu alrededor. Bestias de fuego, humo y truenos de todos los colores. Trabucos inmensos, bailes de gitanas, fiesta y más fiesta…la calle es nuestra y nosotros hacemos fiesta. Que maravilla!!!

Quieren quitarnos la fiesta

Ahora tenemos encima de la mesa la nueva normativa europea que pretende regular ciertos aspectos pirotécnicosque afectan a nuestra fiesta. Ya se ha hablado mucho de la directiva 2007/23/CE y seguramente todos estáis al corriente. Desde Europa se ve muy diferente y no conocen ni un ápice de nuestras costumbres. En tiempos de moratoria y antes de que pase un año, los legisladores del estado tienen que crear un marco legal perfecto para que dejen vivir en paz nuestras tradiciones desiempre. Ponen en peligro todos los actos con la utilización de material pirotécnico como por ejemplo los “correfocs”. Puede peligrar hasta “La Patum” patrimonio cultural de la Unesco. Pero quiero pensar que al final todo tendrá un final feliz. Las agrupaciones y federaciones que defienden los intereses de nuestras fiestas se están moviendo con diligencia  y han tenido el acierto de hacer pública la preocupación generada por esta nueva directiva.

Seamos valientes defendiendo lo que es nuestro. Los políticos seguro que sabrán estar a la altura y marcaran el espacio perfecto para tener las fiestas en paz.